El polémico tema de la educación sexual

Es un tema interesante que debe tratarse a tiempo

El polémico tema de la educación sexual

La educación sexual es un tema polémico, pues no podemos decir con certeza cual es la edad para recibir este tipo de educación, qué debemos de enseñar, qué podemos decir y qué no, cómo abordar estos temas con nuestros hijos pequeños y con nuestros hijos adolescentes, etc.

La educación sexual es un tema interesante, y solemos creer que transmitimos a nuestros hijos una buena educación sexual, pero lo que realmente enseñamos en la vida diaria y lo transmitimos es una serie de valores, juicios, prejuicios y mitos acerca de este tema.

Le educación sexual empieza desde chicos, los niños se quedan con una idea acerca de la sexualidad según como nos refiramos a ella. Es decir, si lo que les enseñamos acerca de la sexualidad es que es malo, sucio o que de eso no se habla es posible que estemos contribuyendo a crear mas dudas acerca del tema y a la formación o reafirmación de los mitos existentes. Es cuando decimos: “eso no se dice, déjate ahí, eso es sucio”.

También debemos recordar que la educación sexual no solo se recibe en casa, también se aprende de maestros, amigos, familiares, televisión, religión, etc. Además de que la educación sexual no se centra solo en la información de la anatomía, enfermedades, embarazo, etc. Sino que también debe hablarse de la relación de pareja, del disfrute, del goce, del lado bueno de la sexualidad pero sin dejar de lado la responsabilidad.

Nos podemos dar cuenta de la educación sexual que hemos recibido si nos ponemos a pensar en nuestros valores y nuestra ideología, en como deben ser los hombres y las mujeres, en que deben hacer, cual es el rol que juegan, que les toca hacer, como se deben comportar, cuales son las responsabilidades de cada uno, a que se dedican, etc.

Por lo general la mujer es tierna, inteligente, cariñosa, tolerante con cualidades de madre y esposa y los hombres sueles ser fuertes, varoniles, agresivos, triunfadores, activos, dominantes, etc. Y esto lo obtenemos de la educación sexual que recibimos. Esto nos lleva a pensar si queremos que nuestros hijos tengan las mismas ideas o que nos gustaría que fuera diferente.

La educación sexual debe empezar desde la infancia y no en la adolescencia como mucha gente cree, que es cuando empiezan las dudas. Las personas que convivan con niños podrán recordar que en edades tempranas surgen dudas acerca de esto, tales como: ¿de donde vienen los niños?, ¿Cómo lo sacan de la panza de mamá?, etc. Esto es un indicador de que debemos dar respuesta a estas preguntas, tomando en cuenta la edad del niño para saber que tan amplia pueda ser la respuesta, según el nivel de comprensión del menor.

Es importante investigar sobre el tema para poder responderles a nuestros hijos y de esta manera mantener el canal de comunicación abierto con ellos y el nivel de confianza en niveles óptimos, ya que si procuramos esto en la infancia tenemos más probabilidades de tener cercanía con ellos durante la adolescencia.

Lic. Alejandra Santos
Psicóloga
alesantos@hotmail.com

Comentarios

4/03/2010 12:44:47 p.m.

hola buen dia, aqui lo unico que encuentro es una opinion y no una buena instruccion o enseñanza, gracias!
vampismocho

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros