El apetito durante el embarazo

Conoce cómo cambia y se comporta el apetito durante la gestación de tu bebé.

El apetito durante el embarazo

Durante el embarazo, en ocasiones disminuye el apetito debido a las frecuentes náuseas o por la misma ansiedad que se experimenta en este período.

Otras veces aumenta, al concentrarse en ciertos alimentos intensamente deseados. Estos cambios se deben tanto a factores fisiológicos como psicológicos.

En muchos de los casos es necesario cambiar de costumbres también en la mesa; habrá quienes sufran náuseas y no sean capaces de terminar sus comidas pero algunas otras mostrarán un apetito insaciable.

¿De qué dependen estos comportamientos extraños ante la comida? En parte se deben a causas fisiológicas (a cambios hormonales y otros propios del embarazo) y también a los factores psicológicos relacionados con los miedos inevitables de este período. Por lo tanto las ganas de comer están directamente relacionadas con la situación de bienestar psicofísico.

Veamos como irá cambiando tu apetito durante el embarazo y qué es lo que tienes que hacer para sentirte bien.

Si tu apetito disminuye…
La disminución del apetito está relacionada con una de las hormonas del embarazo, la gonadotropina coriónica, que es la que actúa indirectamente sobre el hipotálamo, responsable de la regulación de la sensación de hambre, entre otras funciones. Al encontrarse una mayor concentración de esta hormona en tu sangre se modifica tu comportamiento alimenticio, lo que da lugar a náuseas y vómitos.

También tus sentidos condicionados por factores químicos, como el olfato y el gusto, estarán sensibilizados por las hormonas del embarazo y como efecto tu apetito disminuirá, pues a veces te serán desagradables, incluso alimentos que eran preferidos antes de la gestación. Notarás alterados ciertos sabores y quizá hasta te parecezcan fuertes algunos olores.

Otra causa de la posible disminución del apetito en el embarazo puede producirse como consecuencia de la relajación de los músculos del estómago que sufren una distensión precisamente para facilitar el desarrollo de tu bebé.

Este fenómeno, junto a la presión y progresivo aplastamiento del propio estómago por parte del feto, que cada vez es más grande, pueden llegar a causar reflujo gastroesofágico, es decir, molestas regurgitaciones unidas al ardor de estómago que contribuyen a la inhibición del apetito.

Por último influye la relajación de la musculatura gástrica, que en condiciones normales indica que el estómago está lleno y que durante el embarazo se produce independientemente de ingerir alimentos al transmitir falsos mensajes de saciedad al hipotálamo, reduciendo el apetito de forma automática.

La relajación muscular no afectará únicamente a las paredes de tu estómago, sino también a tu intestino, provocando que sus movimientos se hagan más lentos; por ello aparece el estreñimiento, problema frecuente durante los últimos meses de gestación. El estreñimiento se deberá en parte, al aumento en la compresión provocada por el feto, y es esa sensación de pesadez del estreñimiento la que contribuye a inhibir ese deseo de comer.

Si las náuseas te impiden comer con tranquilidad, puedes seguir las siguientes estrategias para combatirlas: por la noche, guarda en el cajón de tu buró un pedacito de pan. Por la mañana cuando te despiertes, come el pedacito de pan, incluso antes de que te levantes, pues es cuando las náuseas suelen ser más intensas. De esta manera, activarás el funcionamiento del estómago y neutralizarás el problema.

También puedes tomar un poco de agua mineral con gas, el anhídrido carbónico que contiene contribuye a aliviar el malestar provocado por las náuseas, gracias a un efecto anestésico y a sus naturales propiedades digestivas.

Y si aumenta el apetito cuando llegan los antojos...
Si tienes mucho apetito y cualquier momento te parece bueno para lanzarte sobre la comida, o bien si sufres ataques de ansiedad de comer, las causas suelen ser psicológicas.

Es normal que una mujer embarazada que ve cómo su cuerpo se transforma, al empezar a dudar de sus capacidades ante el papel de mamá, se convierta en presa fácil del temor y la inseguridad y que de forma instintiva intente llenar con comida uno de los consuelos más inmediatos y eficaces.

Se trata de una necesidad de gratificación real que no debes ver con sentimiento de culpa, sino más bien como un punto a tu favor, el cual pone de manifiesto tu sensibilidad, afectividad y ternura.

Es totalmente falsa la teoría de que los antojos se deban a la necesidad que tu organismo tenga de una determinada sustancia nutritiva, y que se encuentre en el alimento deseado; si fuera de este modo experimentarías la misma atracción hacia todos los alimentos que la contengan en igual o mayor cantidad, sin embargo eso no sucede así.

¿Qué puedes hacer en caso de tener un super antojo?
Realmente vale la pena que satisfagas tus deseos, siempre y cuando no sean exagerados y no tengan nada que ver con hábitos dañinos, como son el tomar alcohol o fumar. Si cedes ante un antojo, en las comidas posteriores come sanamente, disminuyendo grasas o azúcar.

Y si se trata únicamente de ganas de “picar”, lo mejor es variar los alimentos y que prepares verduras frescas como zanahorias o jícama, o bien tener a la mano fruta de temporada que te llenará sin resultar pesada.

Si la comida se convierte en una obsesión...
Te recomendamos buscar alguna válvula de escape, como dar un paseo o hacer un poco de ejercicio, pues son unas buenas alternativas en lugar de comer.

Otra buena idea es que trates de analizar el porqué te quieres comer, si realmente es hambre o no. Puedes optar por escribir, a veces ayuda a poner las cosas en claro y evita que pienses solamente en estar comiendo.

 

Comentarios

28/08/2008 8:47:27 p.m.

excelentes consejos para toda las futuras madres
yeniclaudio

6/01/2009 5:25:15 p.m.

Muy buenos consejos, en mi caso con 9 semanas de embarazo, no se me antoja nada, apenas pico la comida y me siento llena, con estos consejos espero que me ayude a nutrir mejor mi bebe y a mi
Catalina J.Longoria

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros

  • IECH

    hola chicas alguna de ustedes ha ido a solicitar informacion a iech, de...

    por: mgamez84