Las visitas al ginecólogo después de dar a luz

Vigila tu salud, acude con el ginecólogo para asegurarte que todo volvió a la normalidad.

Las visitas al ginecólogo después de dar a luz

Los primeros controles médicos después de dar a luz te los harán en el hospital. Las 24 horas siguientes al parto son de vigilancia continua y después, si no hay complicaciones, te realizarán dos revisiones diarias durante el tiempo que permanezcas en el hospital.

La enfermera te tomará el pulso, la presión arterial y la temperatura. No te asustes si llegas a presentar fiebre, ya que es normal (se debe al cambio hormonal, al esfuerzo del parto) y desaparece un par de días después.

Además, comprobará tus loquios (hemorragia habitual después del parto), para controlar tus pérdidas sanguíneas y detectar posibles infecciones. El médico te palpará el abdomen para verificar y comprobar la altura del útero y te examinará la zona vaginal, para ver si está evolucionando correctamente, o bien, la herida de tu abdomen, si tu bebé nació por cesárea.

 

Cuándo debes volver al médico
Ya una vez que estés en casa, tendrás que pedir una cita con tu ginecólogo. Si te hicieron cesárea, te dirá que vayas aproximadamente 7 días después, para que te quite los puntos. Si tu parto fue vía vaginal, te citará transcurridos unos 15 ó 20 días.

 

En cualquier caso, esta primera visita debe ser rigurosa y completa, para descartar cualquier anomalía. Antes de ir a tu consulta, apunta las dudas, de esta forma no se te olvidará ninguna.

 

En la revisión tu médico examinará la situación y el tamaño del útero y comprobará su retorno al volumen y a la posición previa al embarazo. También valorará el estado de las trompas de Falopio, de los ovarios y del canal vaginal, y te realizará el Papanicolau para conocer el estado del cuello uterino.

 

Comprobará el tono de tus músculos pélvicos, se asegurará de que la herida de la cesárea esté cicatrizando bien y te realizará un examen de las mamas. Su objetivo es detectar cualquier situación como presencia de quistes, enrojecimientos o hinchazones, que podrían ser síntomas de una mastitis o de otro tipo de infección en los conductos lácteos. Si estás dando pecho a tu bebé, también te inspeccionará los pezones, y en caso de que tengas grietas o heridas, te dirá qué debes aplicarte para tratarlas.

 

Un análisis de sangre
Además de la exploración ginecológica tu médico te tomará la presión (en ocasiones el embarazo la eleva y es preciso asegurarse que ha vuelto a sus niveles habituales) y te prescribirá un análisis de sangre, sobre todo para saber la cantidad de glóbulos rojos.

 

Por último, completará este examen con una serie de preguntas relativas a tu estado general. No te preocupes si necesitas tomar vitaminas o hierro. La anemia es una alteración muy frecuente entre las madres recientes. En cuestión de un par de semanas empezarás a sentirte mejor.

 

Pasados unos días tendrás que volver para que valore tus análisis y salvo que padezcas alguna alteración, no tendrás que pedir cita hasta el final de la cuarentena.

 

Acude con el especialista si...
• Tienes fiebre de más de 38º C durante dos o más días seguidos.
• Tus pérdidas sanguíneas desprendan mal olor.
• La herida de la episiotomía o la cesárea está caliente o enrojecida.
• Se te hinchan las piernas o las manos.
• Tienes los pezones enrojecidos, inflamados o con pus.
• Te han salido grietas en los pezones.
• Te encuentras algún bulto en las axilas.

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros

  • IECH

    hola chicas alguna de ustedes ha ido a solicitar informacion a iech, de...

    por: mgamez84