La familia contemporánea

La formación de una familia es la más equilibrada forma de convivencia

La familia contemporánea

Se ha reconocido siempre, que la familia es la célula de la sociedad, ésta se basa en el parentesco conyugal y consanguíneo, es decir, en las relaciones entre marido y mujer, padres e hijos, hermanos y hermanas, etc.

La vida de la familia se caracteriza tanto por procesos materiales como por procesos espirituales. El amor, el respeto mutuo, el cuidado por la educación de los hijos constituyen los principios morales más importantes dentro de la familia.

Es en el seno familiar, donde el ser humano se descubre como persona única e irrepetible, que vale por sí misma; es el lugar donde se aprende a manifestar los sentimientos, se adquieren los valores más fundamentales y donde se vivencian las creencias y conocimientos que regirán nuestras vidas.

La estructura familiar, como todo en la historia humana, ha evolucionado y sufrido cambios impactantes; la familia moderna ha variado en cuanto a sus formas más tradicionales, sus funciones, su composición, su ciclo de vida, y principalmente, los roles de los padres. La única función que ha sobrevivido a todos los cambios, en todas las épocas, es la de mantener fuerte el afecto y el apoyo entre todos sus miembros, en especial hacia los hijos.

La globalización y la mundialización en las formas de vida, han impactado fuertemente a la familiar, al transformar los roles que sus miembros deben asumir, en especial las actividades que por tradición la mujer venía ejerciendo.

Históricamente, el principal papel desempeñado por la mujer, desde la época prehistórica, había sido la maternidad, el cuidado de los hijos y el hogar; pero las necesidades actuales, requieren de su contribución a la economía (doméstica y nacional), modificando su rol familiar, por lo que las costumbres y los valores más conservadores, también han tenido que transformarse.

Durante el siglo XX, en las diversas culturas del mundo disminuyeron considerablemente las familias numerosas, es decir, con muchos hijos. Se asoció este cambio particularmente a los avances científicos en cuanto a la salud reproductiva de las mujeres, que les permitió a los cónyuges poder controlar el número de hijos, planeando su familia; y además ha impactó a las mismas relaciones de pareja, al otorgar mayor libertad a la mujer.

A partir de la década de 1960, en la unidad familiar ha entrado en una nueva dinámica: un mayor número de parejas viven juntas antes, o en lugar de contraer matrimonio. De igual forma se ha incrementado considerablemente el número de familias de jefatura femenina, ya sea por propia decisión de ser madres solteras, o por la facilidad, con que las parejas actuales, deciden separarse.

La familia, cualquiera que sea su composición y su estructura, ha sido y sigue siendo la unidad primaria en la que los hijos, siendo niños, comienzan a desplegar su proceso de desarrollo, y en la que los padres asumen el rol de educadores, función que les ha representado una gran responsabilidad, y que hoy en día, existe información práctica y sencilla que oriente su trabajo en beneficio de sus hijos.

Es en esta nueva dimensión familiar, en la que las parejas actuales comienzan su aventura de ser padres, e intentan educar y socializar a sus hijos, buscando adaptarlos a distintas formas de vida; en donde deben considerar, de manera seria, las necesidades y exigencias que obligan a un rediseño familiar, que responda a nuevos estilos de convivencia humana, más acordes al proceso de transformación que las sociedades están sufriendo en la actualidad, para que esto les permita, afrontar la grave problemática social que forman parte de nuestra cotidianidad.

Asumir un compromiso que busque una vida más humana, con relaciones interpersonales de calidad, incorporando valores como la tolerancia y el respeto a la diversidad. Todo esto permitirá que la familias del siglo XXI avancen en ese complicado proceso de lograr que sus hijos sean ELLOS MISMOS, utilizando los padres de familia, herramientas valiosas como el amor, la aceptación incondicional, el respeto por encima del autoritarismo, pero sobre todo esto, alejándolos de la ambición desmedida por el poder y la vanidad absurda de el tener.

 

MED Ana María Schwarz
mujer_nl@hotmail.com


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros