Cuando le sube la temperatura a tu bebé

La mayoría de las consultas al pediatra se deben a la fiebre

Cuando le sube la temperatura a tu bebé

La fiebre está definida como el aumento de la temperatura corporal por encima de la cifra máxima normal, que manifiesta la reacción del organismo a algún proceso, ya sea de tipo patológico o no. El control y la regulación de la temperatura corporal se realiza, aunque no de manera exclusiva, por el centro termorregulador, que está situado en el hipotálamo, y mantiene nuestra temperatura estable y cuya modificación provoca el aumento de la temperatura.

Variaciones
Nuestra temperatura corporal tienen un ritmo en el que se producen variaciones de 0.25 a 0.80 grados entre las seis de la tarde y las tres de la madrugada. Exceptuando el período de los bebés recién nacidos, pues los niños tienen una temperatura corporal superior a la de nosotros los adultos, probablemente esto se debe a su mayor superficie corporal relativa y a su metabolismo más activo.

La fiebre representa casi el 30 de los motivos de consulta al Pediatra, sus causas son múltiples; aunque las infecciones son las más frecuentes, también existen otras enfermedades no infecciosas que son capaces de provocar fiebre. Sin embargo cabe mencionar, que el esfuerzo físico, las variaciones de la temperatura ambiental, las alteraciones emocionales y la ingestión de alimentos ricos en proteínas, pueden aumentar la temperatura.

Tipos de termómetro

En la actualidad ya puedes contar con diversos tipos de termómetro para uso familiar: el clásico de mercurio, las tiras plásticas que varían de color por los cambios de temperatura, los electrónicos de lectura digital, los que utilizan infrarrojos para medir la temperatura, el termómetro timpánico y el cutáneo.

De estos tipos el menos confiable son las tiras de plástico, porque no te proporcionarán cifras exactas. El tiempo de aplicación del termómetro dependerá del tipo y de la localización. Éstos son los puntos más comunes para tomar la temperatura: la boca, la axila, el recto, el tímpano y la frente.

Si tu bebé tiene menos de un año, el termómetro más recomendable de uso, es el rectal. La técnica no está exenta de riesgos, aunque no sean frecuentes. Están descritas lesiones al romperse la columna de mercurio dentro del recto del bebé, sin embargo el uso de termómetros electrónicos ha disminuido este tipo de accidentes.

Si eliges este método, deberás insertar el termómetro, con cuidado y bien lubricado, unos cinco centímetros en el canal rectal, colocando al bebé boca abajo sobre tus rodillas, separando con una mano sus pompis e introduciendo el termómetro en el ano con la otra. Es muy importante que sujetes bien a tu bebé, para que evites movimientos bruscos hasta que obtengas la lectura de la temperatura, que será al cabo de pocos minutos.

Si te decides por la medición de la temperatura timpánica, basta con que introduzcas el termómetro por el conducto auditivo externo, anotando la temperatura en un segundo.
Y por último, si utilizas el termómetro cutáneo, que medirá la temperatura de la piel, debes aplicar el lector sobre la frente de tu bebé.

Cómo saber si tiene fiebre tu bebé
Para saber si tu bebé tiene fiebre, debes tomar en cuenta el lugar en donde le colocas el termómetro. En estos casos sí hay fiebre:

  • Cuando la temperatura es mayor a los 37º y la tomaste debajo de la axila.
  • Cuando la temperatura es mayor a los 37.5º y la tomaste en el ano.
  • Cuando la temperatura es mayor a los 38.5 y usaste un termómetro timpánico. También debes tomar en cuenta que la actividad física, el clima caluroso y el pequeño muy arropado, aumentan su temperatura corporal.

Estas son algunas reglas importantes al momento de que le tomes la temperatura a tu bebé:

  • No pongas le pongas el termómetro después de haberlo bañado, si ya comió o se acaba de despertar. Pues de esta forma evitarás que la temperatura esté influida por determinadas condiciones físicas o ambientales.
  • Si tu bebé es menor de 2 años es mejor que tomes su temperatura en el ano.
  • Otra buena opción es el termómetro timpánico, pues es muy cómodo y te brinda una lectura rápida, en solo un segundo.
  • Otros síntomas
  • Como la fiebre es una señal de que el organismo esta luchando contra los virus y bacterias que los atacan, es muy importante observar los síntomas que la acompañan. Tienes que observar atentamente a tu bebé para que le des los datos precisos a tu pediatra, de modo que obtenga un diagnóstico correcto. Debes comprobar lo siguiente:
  • Que se encuentre pálido
  • Si tiene poco apetito o está decaído
  • No tiene ganas de jugar y parece no responder a los estímulos como costumbre
  • Llora continuamente y suda mucho
  • Respira con dificultad, tiene su nariz tapada y tose
  • Mueve su cabeza con dificultad
  • Presenta vómitos, diarrea o ambas cosas.

En la mayoría de los casos, es necesario esperar por lo menos 24 horas antes de que estos síntomas se hagan evidentes, por lo tanto lo mejor que puedes hacer es esperar un poco, sin alarmarte y vigilando a tu pequeño. Mientras tanto puedes mantener a tu bebé con poca ropa, pasarle un paño de agua fresca por su cabecita o pedirle a su pediatra que le recete un antitérmico para bajarle la fiebre.

Consulta al pediatra
Es normal que si tu bebé presenta fiebre, te angusties, y esto hace que consideres que su tratamiento es si no más importante, sí lo más urgente, olvidándote de la propia causa de la fiebre. Lamentablemente en muchos casos, se cree que la presencia de la fiebre implica administrar un antibiótico.

JAMÁS SE LO DES A TU PEQUEÑO SIN ANTES CONSULTAR CON SU PEDIATRA. Esto nunca se debe hacer.

 


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros