Los beneficios de las frutas secas para nuestra salud

Las frutas secas son las que se han sometido a una desecación para conservarlas comestibles por un largo período de tiempo... conoce sus beneficios.

Los beneficios de las frutas secas para nuestra salud

Primero, debemos definir en qué consisten las frutas secas o deshidratadas para no confundirnos con los frutos secos (nueces, pistaches, etc.). Suena muy parecido y hasta se consumen mezclados pero realmente son diferentes.

Las frutas secas son las que se han sometido a una desecación para conservarlas comestibles por un largo período de tiempo; es decir, son frutas normales que por medio de un proceso industrial o un método casero de desecación, se mantienen secas y consumibles por muchos meses. Para consumirse, pueden rehidratarse o usarse en seco. Dentro de este grupo se encuentran las uvas pasa (con o sin semillas), los orejones de manzana, pera, etc.

Los frutos secos son las frutas que por su naturaleza tienen una cáscara dura y siempre están secos. Se consumen como están. Se incluyen aquí las nueces, avellanas, almendras, pistaches, etc.

Las diferencias entre ambos tipos de frutas son importantes, no solamente por su composición nutricional sino también por las características culinarias. Las frutas secas contienen la misma composición que las frutas frescas; contienen vitamina A, un 10 de azúcares y fibras, aunque son diferentes en su consistencia por estar deshidratadas. En cambio, los frutos secos son muy energéticos ya que proporcionan entre 500 y 600 calorías por cada 100 gramos; tienen alto contenido en proteínas y grasas insaturadas que pertenecen al grupo de grasas omega3, contienen además vitamina E, magnesio y potasio.

Las frutas secas ofrecen diversos beneficios nutricionales, ya que al secarse la fruta fresca, se concentran al máximo sus elementos: proteínas, hidratos de carbono, vitaminas, sales minerales y fibra. Se puede considerar a la fruta seca como un alimento natural ya que no está refinada ni se ha sometido a procesos industriales que incluyan aditivos artificiales.

Incorporar la fruta seca a la dieta puede ayudar a aliviar problemas como la anemia, el estreñimiento y desórdenes en la piel. No requieren cocinarse, son fácil de transportar y comer en cualquier momento y en cualquier lugar, además que están disponibles todo el año. Se pueden utilizar en ensaladas, en panecitos, en sopas, en postres, etc.

La fruta seca se puede clasificar en dos categorías: las frutas de vid (pasas, moscatel, etc.) y fruta seca de árbol que son los orejones (melocotones, peras, manzanas, etc). Hay otra subcategoría que incluye los higos, plátanos y dátiles.

Por lo tanto, la próxima vez que vayas de compras al supermercado, incluye algunas frutas secas pero recuerda que se consumen con moderación por su alto contenido de azúcares.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros

  • Vacante

    hola! tengo una vacante en mty en el area de compras y estoy buscando a un...

    por: Popes