La cultura del ahorro empieza en casa

A menudo, cuando revisamos nuestro presupuesto y nos damos cuenta que han pasado los años y no hemos sido capaces de ahorrar...

La cultura del ahorro empieza en casa

Te preguntas cómo le hacen otras personas que en las mismas circunstancias han podido lograr formar un patrimonio. Incluso llegas a fantasear en sacarte la lotería o maneras descabelladas de conseguir dinero.

Es obvio que la diferencia entre esas personas y tu hay una diferencia que consiste en la forma de administrar el dinero. Y ¿qué hacer en un mundo lleno de tentaciones donde la publicidad y las comodidades nos invitan a gastar nuestros ingresos? No hay remedio para eso, ya que el ambiente no cambiará para nosotros, pero en cambio, nosotros sí podemos cambiar y con mucha voluntad, inculcarnos la cultura del ahorro.

Así que a partir de tu próxima quincena, toma una libreta y apunta todos los gastos que tienes y asigna un porcentaje fijo para ahorro. Así es, un porcentaje que deberás destinar al ahorro sistemáticamente; y si tienes que sacrificar una ida al cine o cualquier otro gusto, pues ni modo. El ahorro se respeta porque ese hábito que desarrolles debe quedar fijado en tu subconsciente; y es que en el momento que omitas uno de los ahorros, comenzarás a brincarte más y más y el hábito del ahorro se habrá perdido.

Y ese hábito deberás heredarlo a tus hijos...digamos que les das $20 pesos a la semana. Tu hijo, desde pequeñito deberá saber que una parte va directo a la alcancía invariablemente. También deberá saber qué hacer con sus ahorros (al igual que nosotros), ese dinero forma parte de un patrimonio y si se tiene que disponer de él, deberá ser con mucha justificación.

¿Cómo podemos complementar este hábito de ahorrar y adoptar realmente una cultura del ahorro? Te recomendamos lo siguiente:
 

  • Implementa alguna estrategia. Haz un plan de inversión o alguna forma de que tu dinero circule y genere más dinero aunque sea a largo plazo.
  • Establece una fecha fija para depositar tus ahorros y lleva control de ese dinero. Quizá necesites disponer de un poco para alguna emergencia, pero sabiendo administrarlo, tu patrimonio no se verá afectado.
  • Hay opciones de crédito que cobran menos intereses o te dan más facilidades. No te atengas por comodidad a un sistema de crédito, busca opciones y evita pagar más de lo que tienes que pagar.
  • Busca una motivación. Quizá puedes establecer metas de ahorro y al cumplirlas, tomar un porcentaje pequeño y destinarlo a comprar algo que te gusta. El dinero se ahorra para disfrutarlo tú.
  • Puedes abrir una cuenta de ahorro la cual no puedas tocar y asignar ahí parte del porcentaje de ahorro. Será la forma más efectiva de tener tu guardadito a salvo incluso de ti mismo.
  • Coloca en tu casa una alcancía donde guardarás las monedas sobrantes. Puede ser que digas: “todas las monedas de 10 pesos irán a la alcancía”. De este modo, no te tendrás que deshacer de todas tus monedas, pero por lo menos, entre las que se van ahorrando en la alcancía, lograrás juntar una buena cantidad.
  • Aprovecha los bonos de descuento y evalúa hasta dónde te conviene aprovecharlos. Algunos descuentos son más bien ganchos de la publicidad, pero en otros casos, significan ahorros y ventajas para ti.


Bien, poco a poco y con mucha constancia y voluntad, podrás desarrollar en tu familia esa cultura del ahorro que quizá abandonamos cuando éramos solteros y contábamos con un trabajo y presupuesto holgado. Esos días ya pasaron y empieza el verdadero plan de vida.

Comentarios

16/04/2008 12:03:12 p.m.

Muy buen articulo y si funciona. Mi esposo hace lo de las monedas de 10 pesos. Con eso dimo enganche para sacar nuestra lavadora :)
KareninaSanchez

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros

  • Tienen bbs?

    hola chicas!!! pues que creen que estoy en dilema, que raro vdd? pues fijense...

    por: alyu