Tus fantasías sexuales, ¿peligrosas?

Tienen su origen en la imaginación, y provocan toda una gama de deseos y emociones, desde placenteras y excitantes, hasta incómodas.

Tus fantasías sexuales, ¿peligrosas?

En general, se considera que las fantasías sexuales son un hecho normal dentro de la vida de una persona, forman parte de nuestra sexualidad, y no tienen por qué guardar relación necesariamente con la satisfacción o no de las relaciones sexuales.

Si tú tienes una fantasía sexual no significa que necesariamente quieras que suceda en la vida real. Por lo mismo no hay límite y todo está permitido, la única censura es la que tú te impongas.

¿Son normales?

Las personas tienen diferentes habilidades para desarrollar la imaginación y en general, las fantasías pueden ayudar a aumentar la gratificación sexual. Al ser privadas y ficticias, aseguran que no seremos descubiertos por lo que podemos variar su desarrollo, jugando con ellas a plena voluntad.

Las fantasías, entonces, pueden variar en su contenido y su duración. En los hombres es más frecuente que sean más impersonales, más visuales y más activas. En las mujeres tienden a ser más pasivas y más románticas. Aún así, existen numerosas similitudes entre las fantasías de hombres y mujeres.

Los tipos de fantasías comunes son:

Fantasías de exploración
En las que la persona se imagina en sexo grupal o una relación sexual con una persona de su mismo sexo. Otras fantasías son más íntimas, desde besos apasionados a hacer el amor en diferentes lugares.

Fantasías impersonales
En las cuales se mantienen relaciones sexuales con un extraño o bien donde se observan otras personas que mantienen relaciones.

Hay que comentar que en ocasiones, las fantasías pueden crear sentimientos negativos de culpa y llegar a inhibir el deseo sexual.

La mayoría de las fantasías son de tipo íntimo, en las que se mantienen relaciones con una persona conocida o con una persona imaginaria.

Lo más común en las fantasías es:
- Mantener relaciones sexuales en grupo.
- Hacer el amor con una persona que no sea la pareja.
- Mantener relaciones con una persona del mismo sexo.
- Hacer el amor en un lugar fuera de lo común.
- Ser forzado a hacer el amor.
- Hacer el amor en público.

Las mejores fantasías sexuales, las que ofrecen más placer, se ajustan a situaciones perfectas, las que usualmente no se pueden conseguir en la vida real, y que, a diferencia de ésta, sí pueden encenderse o apagarse a nuestra voluntad, ya sea para acelerar o para reprimir la actividad sexual.

¿Puedo compartir mis fantasías con mi pareja?

Primero hay que intentar separar la imaginación del mundo real, aceptando las fantasías que se produzcan sin juzgarlas, teniendo bien claro lo que es real y lo irreal.
De esta forma, podríamos compartir las fantasías sexuales con nuestra pareja, lo que podría aumentar la comunicación.
En general, las fantasías se consideran íntimas y personales, muy privadas, no compartiéndolas por sentimiento de vergüenza, o porque pensamos que podemos descubrir aspectos “malos” de nuestra personalidad o porque si hacemos partícipe de ellas a nuestra pareja, podemos provocar un sentimiento de rechazo, de desconfianza e incluso de celos.

Debemos considerar las consecuencias, positivas o negativas, que puede tener para nuestras relaciones el hecho de dar a conocer nuestras fantasías, aunque sea a nuestra pareja.

Las fantasías sexuales pueden considerarse beneficiosas, son excursiones en la mente que ayudan a la excitación y al placer, sirven para expresar nuestros deseos sexuales e incluso nos ayudan a evadirnos de la vida real y monótona.

Con ellas iniciamos o aumentamos la excitación sexual, tanto durante las relaciones con nuestra pareja como con nosotros mismos. Liberamos estrés y tensiones y hasta anticipamos situaciones que nos ayudan a vencer ciertos miedos y tabúes, mejorando la autoestima.

Si pensamos que las fantasías no tenemos que realizarlas en la realidad, disfrutaremos mucho más de ellas.

Pero si las fantasías sexuales son tan frecuentes que llegan a interferir con la vida normal, y queremos reproducirlas en la vida real, en general es aconsejable consultar con un psiquiatra o con un sexólogo.


• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros

  • ???

    algún lugar por san nicolas para una cena asi romanticona y que no...

    por: alyu