Los hábitos personales y el amor

Hablemos de un tema incómodo en las relaciones de pareja: El descuido en la higiene personal.

Los hábitos personales y el amor

El olor a pies, de una boca mal aseada, del sudor corporal, o bien, el cabello grasoso, son detalles que pueden incomodar a nuestra pareja.

Es increíble la cantidad de personas que se quejan de los hábitos de su pareja y no hacen nada. ¿Será que simplemente logran acostumbrarse? O acaso, ¿el amor lo puede todo?

Medítalo, pero cualquiera que sea la respuesta, no significa que cuando encontramos el amor verdadero debemos olvidar el cuidado de nuestra higiene personal.

Bueno, justamente estos detalles de los que hablamos y su persistencia se deben simplemente al poco cuidado personal y claro que no vemos los efectos negativos que provocamos en las personas que nos rodean, más específicamente de nuestra pareja.

De hecho, tú misma puedes tener un “mal hábito” y no haberte dado cuenta. ¿Crees que tu pareja sea capaz de afrontarte y decírtelo?

Y si tu pareja tiene un hábito no grato para ti, ¿qué harías? Por supuesto que no quieres ofenderlo, además de que mencionarlo podría resultar un tanto humillante y llevar a tensiones y malos entendidos, ¿o no?
 
Los disgustos más típicos que los consejeros de parejas escuchan son:

  • Una barba sin afeitar o “picosa” en los hombres y en las mujeres unas piernas sin depilar.
  • Olor desagradable por comida, tabaco, sudor, etc.
  • Mal aliento o restos de comida entre los dientes.
  • Grasa natural o cremas sobre el rostro.
  • Ruidos a la hora de comer o beber.
  • Perfume fuerte y penetrante.
  • Ropa sucia, rasposa o peluda
  • Y aunque no lo creas: no quitarse los calcetines y hasta usar ropa para dormir poco atractiva

Estos son solo algunos ejemplos, que en general responden a prácticas personales que pueden tener escasa importancia para el que los conserva, pero que pueden ser interpretados por el que los capta como falta de delicadeza hacia su persona.

La solución

Sí tú estás en el caso de que tu pareja no parezca ser consciente de las molestias que esto te produce, lo mejor será no sacarle la vuelta al tema y afrontarlo como tal.
Pero ojo, hay que plantearlo de una manera amorosa y amable sin olvidarse de aplicar las normas básicas de una comunicación correcta, que abarcan no acusar al otro.

Para dar un ejemplo sencillo podríamos decir algo así como: “Amor, verás, soy un poco maniática ya sabes, y es que a la hora que te metes a la cama y el aliento te huele tanto a cigarro, se me quitan las ganas de acercarme a ti, y en verdad tengo muchas ganas de abrazarte y apapacharte”.

Lo más probable es que tengas éxito en tu objetivo. Al ser humano le gusta sentirse amado y protegido, así que con la práctica deberá eliminar esos hábitos que no te agradan.
No dejes pasar el tiempo y esperes a que él se de cuenta de tu malestar, ya que esto puede provocar rencor y comportamientos poco agradables.

Hay que concluir que la higiene y hábitos personales son elementales en la relación de pareja.Así que di con cautela lo que te gusta y lo que no, recuerda que en este diálogo tal vez encuentres detalles incómodos que siente tu pareja, así que prepárate.

Comentarios

12/04/2008 10:55:58 a.m.

wuau... cuanta razon tienen. recuerdo que cuando era pequeña mi mamá pegaba las tablas de multiplicar por todas partes asi yo casi me animo y pego esto como deberes personales. Con un gran letrero que diga *PARA NO OLVIDAR* -Lavarse los dientes 5 veces al día, despues de las 3 comidas y al acostarse y levantarse (1) -Bañarse diario -Lavar los trastes todo el día. -Guardar la ropa sucia en su lugar. -Recoger lo que se tira, dispersa, cae. Gran idea!!
Martha C

11/10/2008 7:20:52 p.m.

mmmuuy bien
natividadnotario

• Haz un comentario

Si ya estás registrado solo proporciona tu nombre de Usuario y tu Password. Si todavía no eres miembro de Nosotros2.com

    | Regístrate Gratis

Foros

  • Tienen bbs?

    hola chicas!!! pues que creen que estoy en dilema, que raro vdd? pues fijense...

    por: alyu